LA CUESTIÓN SOCRÁTICA
(Tomado de www.culturanuova.net traducido por Jorge Iván Hoyos Morales)

Sócrates no escribió nada, desconfiando de la comunicación escrita que engaña e ilusiona, para apoyar todo en el diálogo vivo; entonces ¿cómo podemos saber que dijo? Basándose en los testimonios de quienes lo conocieron: Aristófanes, Polícrates, Jenofonte, Platón y de quien sin haberlo conocido ha escuchado de el por testimonios directos, como Aristóteles
Aristófanes habla de el en la comedia Las nubes (representada en Atenas en el 423), presentándolo en perspectiva denigratoria, colocándolo con sofistas y naturalistas (se refiere probablemente al periodo juvenil de Sócrates). Sócrates es descrito como un holgazán que se sentaba al aire libre en un pensadero para corromper las mentes de los jóvenes, enseñándoles sus tesis naturalistas acerca de los dioses, negando las tradiciones religiosas de la polis.
Polícrates fue un sofista y se opuso a Sócrates acusándolo, en la obra “Acusación contra Sócrates” del 393, de conservadurismo político y de desprecio de la democracia. Esto no tiene nada que ver con las tesis filosóficas de Sócrates, sino que muestran un forzada caricaturización de aspectos que no fueron centrales en Sócrates.
Jenofonte fue discípulo de Sócrates, pero no teniendo una mente filosófica comprende poco su mensaje más profundo: El retrato que no deja en “Los Memorables” raya con lo banal y superficial. El maestro que Jenofonte recuerda con veneración, es descrito sobretodo en sus características exteriores de bondad y paciencia.
Platón además que ser discípulo de Sócrates tenía una inteligencia filosófica que le permitió penetrar plenamente en el sentido del mensaje socrático; Pero también por esto la filosofía del maestro es leída a través de la óptica, fuerte y creativa del discípulo y por lo mismo no resulta fácil entender donde termina Sócrates y donde comienza Platón. Seguramente en los diálogos platónicos juveniles es más fuerte la incidencia del Sócrates real, mientras que en los diálogos sucesivos Platón coloca en boca de Sócrates sus tesis.
Aristóteles tiene el valor de ser un auténtico filósofo, habilitado para comprender en profundidad las tesis de Sócrates, pero la limitación de no haberlo conocido personalmente.
Allí donde los testimonios concuerdan y atribuyen a Sócrates tesis que antes de el ninguno había sostenido y que después de el entraron a circular en la filosofía griega, es donde se puede afirmar con total verosimilitud que tales tesis fueron realmente sostenidas por Sócrates.

VIDA DE SOCRATES
PENSAMIENTO SOCRÁTICO
REFLEXIÓN ACERCA DE SÓCRATES